FISIOTERAPIA PRE Y POST PARTO

Desde la concepción hasta el parto, el cuerpo y la mente de una mujer pasan por una serie de cambios profundos en los cuales es de gran importancia la ayuda del fisioterapista. La Fisioterapia enseña a equilibrar el cuerpo, la mente y el espíritu a través de posturas correctas, ejercicios adecuados, compenetración del rol de madre, su relación con la pareja, cuidados al recién nacido, lactancia y el regreso a la vida cotidiana. La Fisioterapia pre y post parto es una especialidad de la ciencia de la salud que prepara a una mujer durante los cambios del embarazo, el parto, el puerperio, la lactancia y el post parto.
El fisioterapista interviene activamente con evaluaciones, programas particularizados según el tiempo de embarazo, la actividad de la mujer, sus condiciones físicas, socioeconómicas y anímicas.
Es importante la presencia de su pareja durante este lapso porque el traer un hijo al mundo es el hecho más significativo en la vida de una mujer.

FISIOTERAPIA PRE Y POST PARTO

El embarazo es una etapa de cambios muy importantes en la vida de la mujer. Afrontar su primer embarazo es como adentrarse en un viaje hacia lo desconocido y como todos los viajes, es de gran ayuda el tener un plano como llegar a nuestro destino, ese plano es la fisioterapia pre y post parto.
Beneficios

  • Mejorar postura y equilibrio
  • Mejora de la flexibilidad, tono y fuerza muscular
  • Estimulación de las glándulas que controlan la producción de las mamas
  • Mayor flujo sanguíneo y mejor circulación corporal
  • Control adecuado de la respiración
  • Sensación general de bienestar, relajación y perspectivas positivas en su desempeño maternal.
  • Recuperación pronta del equilibrio muscular, postural y la figura.

La Fisioterapia aborda con los siguientes temas el pre y post parto:

  • Concepción, nutrición, cambios corporales.
  • Estimulación intrauterina, cuidados de pezones, respiración
  • Ejercicios de elasticidad, tonicidad, esferodinámicos, eutónicos
  • Lactancia, banco de leche, relajación
  • Cuidados al bebé
  • Terapia post parto y matrogimnasia.

El ejercicio físico durante el embarazo es esencial
La preparación psicoprofiláctica pone en contacto a la mujer con su propio cuerpo (ejercicios eutónicos), de tal manera que repercuten en el bienestar de la embarazada, para que esté ágil y activa.
Las posturas enseñadas a la mujer en su contexto laboral y doméstico, deben ser seguras para que las pueda practicar con disciplina y regularidad, contribuyendo a mejorar su salud y bienestar en este tiempo.
Realizar actividad física presenta beneficios tanto en el plano corporal como en el emocional: mejora la postura, la circulación, el sistema cardiorrespiratorio, el estado de ánimo, y evita las várices, lumbalgias, el exceso de peso, ayuda a disminuir las molestias físicas del embarazo y favorece a una mejor recuperación después del parto, entre otros. Se debe tener en cuenta que en algunos casos la práctica de ejercicio puede presentar riesgos: frente a amenaza de parto prematuro, sangrado vaginal, embarazo múltiple, etc. Por lo tanto, es imprescindible tener la aprobación del médico ginecólogo para realizar actividad física durante el embarazo.

Parto
La Organización Mundial de la Salud OMS, recomienda que durante el parto la mujer tenga explícitamente libertad total de movimientos y elección de la postura, tanto durante en la fase de dilatación como en el expulsivo.

El periodo de lactancia
Durante esta fase es primordial la ingesta de líquido, para un equilibrio metabólico en la producción de leche y una suficiente alimentación al bebé, los cuidados de los pezones para despejar y mantener en buen estado los conductos galactóforos, las posturas correctas al amamantar para evitar cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias.
La leche materna proporciona los nutrientes adecuados para el óptimo desarrollo del niño evitando secuelas nutricionales y por sobretodo el reforzamiento de la identidad biopsicoafectiva madre-hijo.

El posparto y la matrogimnasia
Los programas fisioterapéuticos de esta etapa van acordes al tipo de parto (normal o cesárea) que haya tenido la mujer. La matrogimnasia une las necesidades de la mujer y estimula precozmente al niño.